Pasadas las Navidades, San Esteban, fin de año y los Reyes, debemos afrontar la realidad: se han acabado las fiestas. Si nos lees desde tu escritorio en la oficina ya lo sabes bien. Y aunque probablemente hayas acabado un poco harto de turrón, polvorones y familia (solo un poco), es muy probable que hayas agradecido esta pausa festiva y que la vuelta a la rutina te haya sentado como un vaso de agua fría.

Read More →