Renovarse o morir. Este lema quizás suene familiar a más de un farmacéutico, que en la actual coyuntura, con una disminución de los ingresos y el empoderamiento cada vez mayor de los pacientes gracias a las nuevas tecnologías, ha de hacer grandes malabarismos para sacar su oficina hacia adelante. Para muchos la solución ha sido tomar el camino de la farmacia digital, una verdadera revolución.

http://www.dreamstime.com/stock-photo-female-pharmacist-displaying-blank-tablet-smiling-attractive-young-screen-to-camera-watched-male-colleague-image37846880

Cada vez más farmacéuticos deciden unirse al mundo virtual

Lejos queda para la farmacia del siglo XXI la elaboración artesanal de medicamentos a partir de principios activos provenientes de la naturaleza. Aunque siguen existiendo los boticarios más o menos tradicionales, el farmacéutico del siglo XXI se ha quitado, en parte, su bata blanca característica y ha apostado por aumentar la cartera de servicios y su presencia en las redes sociales, sin olvidar un servicio esencial: la dispensación de medicamentos.

Cada vez son más las oficinas de farmacia y los farmacéuticos españoles que tienen un perfil en Twitter – algunos de ellos con miles de seguidores y muy activos – y que aprovechan el tirón online para aumentar su negocio por esta vía. La farmacia murciana Farmacia Zamora , Farmacia Rubis de Barcelona o la granadina Farmacia Cervantes son algunos ejemplos. En el período del 25 de octubre al 24 de noviembre, 122.975 tweets mundiales hablaban sobre este campo.

También aprovechan la inmediatez que brindan estas tecnologías para interactuar con el paciente a través de consejos farmacéuticos o respondiendo a sus dudas. De hecho, un reciente estudio destacó que un 88% de los internautas consulta dudas sobre salud en Internet y un 62,3% lo hace sobre temas farmacéuticos.

Aunque es un fenómeno cada vez más en extensión, es cierto que sólo entorno a un 9% de las farmacias españolas – unas 1.900 – están presentes en Internet y todavía quedan muchos boticarios que prefieren seguir prestando sus servicios únicamente a través del mostrador.

Sacar partido de la farmacia en la red de redes  

Campaña de la agencia de publicidad Avoco

Campaña de la agencia de publicidad Avoco que anima a que las farmacias se unan al 2.0

¿Se imaginan un curso dónde los farmacéuticos se puedan poner al día de las novedades tecnológicas? Su existencia es ya una realidad y los profesionales pueden realizar un curso acelerado en donde se les enseña cómo triunfar en Twitter, Facebook e incluso cómo crear un canal de televisión en Youtube en el que den a conocer las últimas promociones que los clientes pueden encontrar en su farmacia. Un ejemplo de ello lo encontramos en la toledana Farmacia Morlán, que dispone de un canal propio en esta red social en el que se cuelgan vídeos con consejos y productos.

Otra opción que en los últimos tiempos se ha puesto muy de moda es la elaboración de un blog, donde los farmacéuticos escriben en primera persona sobre los servicios que ofrecen en su farmacia, desde dermocosmética hasta sesiones de maquillaje, pasando por la detección precoz del cáncer de colón o las pruebas rápidas de VIH. De esta forma establecen un vínculo directo con su cliente. La Farmacia Sevilla A5 dispone de un blog en el que aparte de consejos tiene también un catálogo de productos y la Farmacia 1986 tiene un apartado de hábitos alimenticios y en los últimos días ha publicado un post sobre consejos útiles para este invierno.

El fenómeno del farmacéutico 2.0 ha llegado hasta tal punto que estos días se ha presentado el libro “101 preguntas sobre redes sociales y farmacia”, en el que se intentan resolver a través de preguntas y respuestas las principales dudas que tienen los farmacéuticos a la hora de gestionar su imagen en el entorno digital.

Sin duda, el farmacéutico se está consolidando como un asesor sanitario más, pero mucho más cercano y accesible que un médico, al que hay que pedir hora para acudir a su consulta. La revolución sigue y cada vez son más las farmacias españolas que decidan subirse al tren de la red y abrir otra puerta de entrada a los clientes, donde la luz verde de la cruz siempre está encendida.

Farmacias 2.0 y paciente empoderado – Comunicación en Salud (COMSalud)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation