En el mundo de la documentación es muy importante tener en cuenta la fiabilidad de las fuentes de información que se localizan por Internet. Cabe remarcar que en la red es donde se puede encontrar más volumen de información sobre salud. 

Además, el 29,9% de los ciudadanos utiliza Internet como fuente de información sobre temas de salud (dato extraído del estudio realizado por la ONTSI: Los ciudadanos ante la e- Sanidad). Por lo tanto, como profesionales de la información, debemos garantizar el buen filtrado de este volumen de contenido que inunda el mundo ‘online’ para ayudar al usuario final a encontrar calidad en las fuentes que localice. Pero, ¿cómo se hace?

Los indicadores que hay que tener en cuenta para valorar la calidad de un contenido médico son los siguientes:

  • Hay que analizar la fuente del contenido recuperado. Por ejemplo, se tendrá muy en cuenta que la información se encuentre seleccionada por alguien de nuestra confianza, como son las sociedades médicas, departamentos de salud y otros sitios ampliamente reconocidos. También nos ayuda la identificación de los autores, de los contribuyentes, de las fuentes de información vinculadas y del propietario del sitio.
  • La seguridad y fiabilidad del contenido médico se pueden detectar rápidamente si la fuente de información tiene certificados acreditativos o etiquetas de garantía de calidad. Son un ejemplo los sellos de Honcode, Web Médica Acreditada o Web de Interés Sanitario (WIS). Todos estos se han creado para mejorar la calidad de la información destinada a pacientes y a profesionales médicos. Las etiquetas son otorgadas por organizaciones llevando a cabo una previa revisión y verificación del sitio web, con el cumplimiento de un código de conducta determinado.
  • El financiamiento es clave, ya que en función de quién lo realice se puede saber si la información que contiene un sitio tiene una garantía.
  • El contenido sobre salud debe diferenciarse claramente de cualquier información publicitaria.
  • La imagen corporativa de un sitio (su diseño gráfico) debe transmitir modernidad e innovación. Este indicador puede ser la muestra de que el contenido sea actual.
  • La actualización del contenido de la fuente muestra una imagen dinámica y viral de la entidad.
  • Una redacción correcta da credibilidad al contenido que se consulta.

búsqueda_información

A modo de conclusión, hay que recordar que la información de salud que se encuentra en Internet es sólo información y, en todo momento, es necesario el consejo y asesoramiento de un profesional sanitario que ayude a entenderla e interpretarla correctamente, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada persona. En este sentido, muchos portales web incluyen notas específicas que recuerdan al usuario la necesidad de consultar siempre a un experto en salud.

One Thought on “Fiabilidad en la red

  1. Pingback: Información clave. Búsqueda y recuperación de información | Blog ccyc ::: Gestión de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation