Uno de los temas de los que se habla más en Europa respecto a la salud, y que motiva la actual transición hacia un modelo asistencial integrado y el debate sobre el paciente crónico o con comorbilidad, es el envejecimiento de la población. Es un hecho innegable y al alza, que se puede observar de forma clara en esta infografía de la Comisión Europea.

older-people
Imagen de la infografía de la Comisión Europea.

Curiosamente, este efecto causa cierta paradoja en el sector de la salud: por un lado se innova para mejorar la salud de las personas mayores, por el otro se les considera poco capaces de adaptarse a las innovaciones. ¿Pero es esta suposición cierta? La cantidad de ensayos, proyectos piloto y entrevistas demuestran que no, sino que más bien se trata de un prejuicio contra el que tendríamos que luchar.

Recientemente, en el primer workshop de RITMOS, una red de organizaciones e instituciones de habla hispana para la promoción de la salud móvil, uno de los ponientes dijo algo que vale la pena remarcar. Fue Luis Manzanero, Manager eHealth de Telefónica, quien explicó tres proyectos piloto en los que se está usando su plataforma de gestión remota de pacientes: “Tenemos que quitarnos el miedo de usar tecnología con gente mayor, la adoptan y la usan bien.” La media de edad de los pacientes de estos tres proyectos es de 70 años.

Lo cual no es decir que toda la gente mayor se adaptará a las nuevas tecnologías, sino que no debería desecharse su capacidad de aprendizaje y su motivación con lo digital, especialmente cuando se aplica a algo que les afecta tanto: su salud. De hecho, la salud podría ser la puerta a las nuevas tecnologías para mucha gente mayor. O sino, ¿quién le habría dicho a Nonna Lea que su compañero de piso a los 94 años sería un robot? ¿O a Nativo Mira Esplugues, de 90 años, que hablaría con su médico a través del ordenador? Y no sólo eso, ¿sino que “le resultaría muy fácil”?

nona-lea
Captura del vídeo de Nonna Lea y su robot GiraffPlus, Mr. Robin (puedes verlo aquí).

Hay iniciativas para empoderar y mejorar la salud de la gente mayor alrededor del mundo. Algunas globales, como el Active and Assisted Living Programme (AAL), buscan mejorar la condición de vida de las personas mayores a través de las TIC, otras, como el proyecto Vincles BCN, quiere crear comunidades de apoyo alrededor de la gente mayor de Barcelona, mediante una plataforma virtual que se puede acceder desde el móvil o una tablet. También están los tres proyectos pilotos mencionados antes, a cargo de Telefónica, que vale la pena enumerar: ValCrònic, en la Comunidad Valenciana, se puso en marcha en 2011 para mejorar la atención de los pacientes crónicos a través de la autogestión y la monitorización remota; Telèmac e iCOR, ambos en Catalunya, el primero para la gestión remota de pacientes crónicos en centros de atención primaria de Barcelona ciudad, y el segundo para la teleasistencia de pacientes que sufren de insuficiencia cardíaca del Hospital del Mar. Nativo Mira Esplugues, mencionado arriba, participa en este último.


Vídeo de explicación del proyecto Vincles BCN.

El proyecto del que formó parte la anteriormente mencionada Nonna Lea, hasta que murió a los 95 años hace unos meses, se llamaba GiraffPlus. Este consiste en monitorizar a gente mayor que vive sola a través de sensores, tanto en la casa como en el cuerpo del paciente, y un robot. El robot, apodado Giraff, usa una interfaz similar a la de Skype, pero móvil, por lo que el hablante (sea un doctor o un familiar del paciente) ocupa el espacio donde iría la “cara” del robot y ver lo que este ve cuando se mueve por la casa.

Todo esto sin adentrarnos en el mercado de las apps de salud, donde cada día aparecen nuevas apps destinadas a la gente mayor, sea para gestionar su enfermedad crónica, su salud general, para mantenerse activos, o incluso para formar parte de ensayos clínicos. Que la gente mayor puede adoptar nuevas tecnologías y que puede hacerlo bien no debería ponerse en duda, al fin y al cabo, la innovación no es cuestión de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation