¿Es Twitter una buena fuente de información médica? La respuesta es que podemos encontrar mucha información médica de calidad y fiable, pero nos encontramos con el mismo problema que Google: hay demasiada información. Debemos tener en cuenta además que los tuits son de 140 carácteres y se reduce muchísimo la información que puede recuperarse mediante el buscador.

15940331_s

Entonces, para encontrar buenos contenidos deberemos seleccionar los más pertinentes, que no es tarea fácil ya que estamos delante de un sitio en donde todo el mundo puede escribir lo que quiera y de lo que desee: experiencias personales, preguntas, temas de actualidad, etc. Según datos de Twitter cada día se publican 500 millones de mensajes, que se difunden entre unos 230 millones de usuarios. La salud, la tecnología y la ciencia ocupan, respectivamente, la quinta, sexta y séptima posición de las publicaciones.

Algunas recomendaciones básicas para elegir información fiable y de calidad son:

  1. En primer lugar, cuando localizamos información que es de nuestro interés, debemos mirar quien es el usuario que ha publicado el tuit. Por ejemplo, si vemos que es un “huevo” (usuario sin fotografía asignada), no hace falta mirarlo, por qué probablemente sea una cuenta falsa y, por tanto, el enlace no lleve a ningún sitio web fiable. En cambio, si el usuario que publica la información es una entidad pública, una organización, una empresa, un medio de comunicación o un usuario con una buena reputación (nos fijaremos en la descripción de su perfil, los seguidores que tiene y los tuits que hace normalmente), es muy probable que el contenido sea válido. Aún así, en caso que en el tuit haya un enlace, tendremos que comprobar a dónde lleva y revisar la fuente de destino.
  2. Por otro lado, el buscador de Twitter te orienta y sugiere las palabras clave más utilizadas. Es decir, tanto si pones una palabra con o sin # (hashtags), te lista los términos que la gente usa con más frecuencia y, por tanto, dónde se van a recuperar más resultados.
  3. La fecha también es un elemento clave ya que es una muestra de actualidad de la información.
  4. Por último, tendremos en cuenta que si el tuit que nos agrada tiene muchos retweets y favoritos es un buen indicador ya que se trata de un contenido que tiene interés y que es popular.

A continuación, podemos ver el top ten de un estudio de Janssen publicado a finales del 2015, en el cual observamos que las cuentas más activas de Twitter en el entorno salud son de profesionales médicos, medios de comunicación e instituciones. Lo cual certifica que podemos encontrar buena información.

top

También un estudio reciente publicado por Pew Research afirma que “un 47% de los usuarios utilizan Twitter como fuente de información”.twitter

Los cambios de comportamiento del usuario frente al uso cada vez más extendido de las redes sociales y las modificaciones de las plataformas -cada vez más familiares- son dos de los principales motivos por los que podemos encontrar información muy actualizada y, en muchos casos, de calidad y fiable. Ahora bien, siempre tendremos que revisar detenidamente el contenido que se enlaza.

Además, ante el crecimiento exponencial de información y ruido social, las redes sociales han tenido casi la obligación de adoptar nuevos mecanismos para dotar de mayor relevancia a la información o las fuentes de calidad. Recordemos así que una de las máximas del social media para lograr un máximo impacto es: apostar por la calidad antes que la cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation